«Hay que federalizar para que cada provincia pueda dar lo mejor de sí”

El vicegobernador Rubén Dusso fue entrevistado en Radio Nacional acerca del proyecto del Corredor Bioceánico Ferroviario Noa-Centro por el paso de San Francisco. La entrevista fue llevada adelante por periodistas de diferentes provincias a través de una conexión en vivo desde los diferentes territorios.

Al inicio del encuentro el vicegobernador Dusso aprovechó el espacio para realizar un repaso histórico de la realidad de los ferrocarriles en Argentina, específicamente en Catamarca: “En el año 1978, provincias como Catamarca, La Rioja o San Juan vieron como el ferrocarril se terminaba por culpa del gobierno militar de esa época. Como consecuencia, perecieron las economías regionales; hay lugares como Tinogasta, donde se cosechaban 52 millones de kilos de uva y hoy estamos solamente en 10 millones. La pregunta es cómo se hace en lugares donde no hay transporte que tengan un valor económico redituable a la producción. El transporte más barato que hay es el fluvial y después le sigue el ferroviario, luego el terrestre por camión y después el aéreo. Entonces, nosotros estamos dándonos el lujo de llevar por transporte carretero lo que podríamos estar llevando por transporte ferroviario. Una sola formación de trenes lleva lo que se van 130 camiones”.

“Nuestra historia como país muchas veces oscila entre gobiernos que buscan descentralizar y gobiernos que buscan todo lo contrario, es decir, concentrar la economía. Estamos en una época provechosa para cumplir finalmente con la federalización ya que nuestro presidente, Alberto Fernández, habla de desconcentrar, descentralizar y federalizar para que cada provincia pueda dar lo mejor de sí”, aclaró el vicegobernador catamarqueño, metiéndose ya de lleno en el proyecto del Corredor Ferroviario por el Paso de San Francisco y la posibilidad de exportar la producción nacional a Oriente vía Océano Pacífico.

“En este sentido, lo primero que queremos es la reconstrucción del ferrocarril nacional, el de aquellos años de Perón, en 1948, cuando teníamos 47 mil km de vías funcionando. Hoy no hay ni la décima parte andando. De hecho, hay lugares donde el ferrocarril va a 20 km por hora y también es inviable. El país de hace 200 años es un país que se armó hacia el centro pensando en la exportación a Europa. En la actualidad con el auge del gran mercado oriental, que incluye a China, la India y Japón nosotros tenemos la oportunidad de salir al mar gracias al Corredor Ferroviario Bioceánico por el Paso de San Francisco a través de los puertos chilenos, corriendo con la ventaja de estar a 15 días menos que si saliéramos por el Atlántico, lo que hace una diferencia enorme en el costo de transporte. Además, los buques que salen desde el Atlántico no pueden cargar más de 50 o 55 mil toneladas por el bajo calado de su costa, mientras los puertos chilenos nos permiten cargar 400 o 450 mil toneladas”.

Además, el vicegobernador Dusso quiso aclarar la visión de que “este proyecto no beneficiaría sólo a Catamarca, sino también a las provincias vecinas, a la región del Noa, Nea, y a los países vecinos. Hay que entender que los pasos son complementarios”.

En cuanto a los plazos para la obra necesaria, el vicegobernador mencionó, “cuando tuvieron oportunidad de visitarnos, los ingenieros de China nos contaban que habían hecho cosas muy superiores en cuanto dificultad y ésta era una obra que entre 24 y 36 meses podría estar concretada».

Deja un comentario